Jueves, 23 Enero 2014 09:22

RELACIÓN WEDDING PLANNER - PROVEEDOR

Escrito por 

RELACIÓN WEDDING PLANNER – PROVEEDOR

Este año estoy reivindicativa y muy defensora de nuestra profesión. 

En este post quiero abordar la relación PROVEEDOR – WP.  Me rondan tantas cosas por la cabeza sobre este tema que espero no fallar al plasmarlas en el blog.

Mi primera pregunta es: ¿Tienen claro los proveedores que los WP podemos ser sus mejores clientes?

Hoy en día ya somos buenos clientes, pero deben saber que en un futuro no muy lejano nos convertiremos en sus mejores clientes. Por esto y por todo lo demás (que explicaré a continuación), deben tratarnos excepcionalmente bien.

¿Cómo trabajamos en Sí. Diseña tu boda y en muchas otras empresas de Organización de Bodas?

Jamás recomendamos proveedores que no conocemos de primera mano. Antes de recomendar…

-        A la empresa de catering: probamos su comida.

-        A la peluquería: nos peinamos.

-        Al grupo de jazz: le escuchamos  en directo.

 y así sucesivamente.

 

¿De qué otra manera podríamos ofrecer un servicio diez? (que de eso se trata…)

Los proveedores deben facilitarnos la tarea y entender que no podemos recomendarlos si no les conocemos de primera mano. No queremos fallar a nuestros novios, a quienes la mayoría de nosotros cobramos un dinero, así que debemos saber qué estamos recomendando. ¿Es tan difícil de entender?  Reivindico desde aquí (si es que algún proveedor me está leyendo) que  a partir de ahora sean ellos los que nos inviten a probar su producto, sea el que sea (suele suceder al revés, es decir, a veces parece como si nos estuvieran haciendo un favor).  Además, siendo listos y mirando no sólo a corto sino también a largo plazo, ¿no les resulta muy interesante, si están seguros de que su producto es bueno, que lo conozcamos muy bien? Es obvio pensar que si a un WP le gusta mucho un proveedor, va a contar siempre con él.

Creo que el problema está en que, hasta ahora (y aún ahora), los profesionales de los eventos siempre han confiado en sus proveedores y no han sentido la necesidad de “probarlos” antes. Ahora llegamos los WP ofreciendo un mejor servicio  (o por lo menos más especial) y no nos vale con que el proveedor nos explique lo maravilloso que es. Queremos ir más allá y comprobar de primera mano que lo que nos está vendiendo es cierto.

Los novios nos pagan – los novios nos exigen – los WP debemos ofrecerles un servicio perfecto.

¿Qué les pido a los proveedores con los que trabajo?

                                                                               RESPETO

¿Cómo nos pueden respetar?

1.      Jamás nos deben “puentear”. Además, a la larga, podrá ir en su contra.

2.      Lo mismo que nosotros les recomendamos, ellos también deben recomendarnos a nosotros. Los proveedores como el fotógrafo, el catering, la finca o los músicos reciben más cantidad de novios que nosotros. Deben hablar de nosotros y comercializar nuestro servicio, sobre todo cuando se encuentran con novios:

 

                               Muy perdidos y con poco tiempo.

                               Con una boda muy compleja, personalizada y especial.

                               De muchos invitados (con desplazamiento y alojamiento de los                                                            mismos).

                               Muy exigentes.

                                                             

Creo que en este mundo tan difícil debemos ayudarnos los unos a los otros. Lo mismo que yo ayudo al proveedor, el proveedor también debe ayudarme a mí.

 

3.      No deben venderse como WP, cuando al final son expertos en sonido, fotógrafos o comerciales de un hotel. Cada uno debe dedicarse a lo suyo y no suplantar el trabajo del otro. De la misma manera que yo no me dedico a maquillar (porque no soy profesional) ni a pinchar música ni a fotografiar, ellos tampoco deben hacerlo. Subcontratamos a todos los profesionales, no vendemos que también nosotros lo podemos hacer. El trabajo de un buen WP es mucho más complejo de lo que a priori se pueda pensar. Por favor, cada uno a lo suyo. Así nos irá mejor a todos. ¿O a caso nos vamos a poner los WP a instalar equipos de sonido?

 

4.      Deben facilitarnos la tarea y entender y agradecer el trabajo del WP, que les beneficiará enormemente. No sólo somos sus comerciales (en muchas ocasiones sin que les suponga un coste) sino que hacemos que las bodas salgan mejor en cuanto a tiempos, organización, puesta en escena, etc. ¿A quién beneficia eso? A todos. Me imagino que los camareros agradecerán irse a casa más pronto porque la boda ha cumplido los tiempos; me imagino que el fotógrafo agradecerá que nos encarguemos de organizar los grupos de posados (previamente pactados); me imagino que los músicos agradecerán que tengamos en cuenta factores como el clima, el espacio y su comodidad a la hora de ubicarlos; me imagino que los transportistas agradecerán que les enviemos un plano de cómo llegar al lugar; me imagino que el oficiante agradecerá que la ceremonia no sufra retrasos… Y así podría seguir y llenar hojas y hojas.

 

5.      Necesitamos proveedores que intenten entregar lo máximo de sí para que la boda de quien le contrata salga según sus deseos, independientemente de que resulte más fácil o difícil llevarla a cabo. Proveedores a los que les gusten los retos y entiendan que la boda de Clara y Guillermo a través de su Wedding  PlannerMaría, es única e irrepetible.

 

6.      Proveedores que entiendan que la mejor manera de trabajar, es haciéndoloen equipo CON  nosotros, los WP, y NO CONTRA nosotros, persiguiendo un único y común fin: que la boda de los novios salga perfecta.

 

En mis 7 años de experiencia organizando bodas me he encontrado con todo tipo de proveedores, muchos más buenos que malos, con los que he trabajado en armonía y a gusto en beneficio de los novios.  Sin embargo, ninguno de los proveedores con los que he trabajado ha cumplido nunca con todos los requisitos que he mencionado anteriormente.  Y  eso me entristece, de verdad.

Sobra decir que nosotros también les debemos el mismo respeto que les pedimos. Trabajar en equipo y en armonía, persiguiendo un fin común es el mejor modo de hacer las cosas.

¡Buena semana a todos y muchos besos desde Gijón!

3 comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional