Jueves, 23 Enero 2014 09:22

RELACIÓN WEDDING PLANNER - PROVEEDOR

RELACIÓN WEDDING PLANNER – PROVEEDOR

Este año estoy reivindicativa y muy defensora de nuestra profesión. 

En este post quiero abordar la relación PROVEEDOR – WP.  Me rondan tantas cosas por la cabeza sobre este tema que espero no fallar al plasmarlas en el blog.

Mi primera pregunta es: ¿Tienen claro los proveedores que los WP podemos ser sus mejores clientes?

Hoy en día ya somos buenos clientes, pero deben saber que en un futuro no muy lejano nos convertiremos en sus mejores clientes. Por esto y por todo lo demás (que explicaré a continuación), deben tratarnos excepcionalmente bien.

¿Cómo trabajamos en Sí. Diseña tu boda y en muchas otras empresas de Organización de Bodas?

Jamás recomendamos proveedores que no conocemos de primera mano. Antes de recomendar…

-        A la empresa de catering: probamos su comida.

-        A la peluquería: nos peinamos.

-        Al grupo de jazz: le escuchamos  en directo.

 y así sucesivamente.

 

¿De qué otra manera podríamos ofrecer un servicio diez? (que de eso se trata…)

Los proveedores deben facilitarnos la tarea y entender que no podemos recomendarlos si no les conocemos de primera mano. No queremos fallar a nuestros novios, a quienes la mayoría de nosotros cobramos un dinero, así que debemos saber qué estamos recomendando. ¿Es tan difícil de entender?  Reivindico desde aquí (si es que algún proveedor me está leyendo) que  a partir de ahora sean ellos los que nos inviten a probar su producto, sea el que sea (suele suceder al revés, es decir, a veces parece como si nos estuvieran haciendo un favor).  Además, siendo listos y mirando no sólo a corto sino también a largo plazo, ¿no les resulta muy interesante, si están seguros de que su producto es bueno, que lo conozcamos muy bien? Es obvio pensar que si a un WP le gusta mucho un proveedor, va a contar siempre con él.

Creo que el problema está en que, hasta ahora (y aún ahora), los profesionales de los eventos siempre han confiado en sus proveedores y no han sentido la necesidad de “probarlos” antes. Ahora llegamos los WP ofreciendo un mejor servicio  (o por lo menos más especial) y no nos vale con que el proveedor nos explique lo maravilloso que es. Queremos ir más allá y comprobar de primera mano que lo que nos está vendiendo es cierto.

Los novios nos pagan – los novios nos exigen – los WP debemos ofrecerles un servicio perfecto.

¿Qué les pido a los proveedores con los que trabajo?

                                                                               RESPETO

¿Cómo nos pueden respetar?

1.      Jamás nos deben “puentear”. Además, a la larga, podrá ir en su contra.

2.      Lo mismo que nosotros les recomendamos, ellos también deben recomendarnos a nosotros. Los proveedores como el fotógrafo, el catering, la finca o los músicos reciben más cantidad de novios que nosotros. Deben hablar de nosotros y comercializar nuestro servicio, sobre todo cuando se encuentran con novios:

 

                               Muy perdidos y con poco tiempo.

                               Con una boda muy compleja, personalizada y especial.

                               De muchos invitados (con desplazamiento y alojamiento de los                                                            mismos).

                               Muy exigentes.

                                                             

Creo que en este mundo tan difícil debemos ayudarnos los unos a los otros. Lo mismo que yo ayudo al proveedor, el proveedor también debe ayudarme a mí.

 

3.      No deben venderse como WP, cuando al final son expertos en sonido, fotógrafos o comerciales de un hotel. Cada uno debe dedicarse a lo suyo y no suplantar el trabajo del otro. De la misma manera que yo no me dedico a maquillar (porque no soy profesional) ni a pinchar música ni a fotografiar, ellos tampoco deben hacerlo. Subcontratamos a todos los profesionales, no vendemos que también nosotros lo podemos hacer. El trabajo de un buen WP es mucho más complejo de lo que a priori se pueda pensar. Por favor, cada uno a lo suyo. Así nos irá mejor a todos. ¿O a caso nos vamos a poner los WP a instalar equipos de sonido?

 

4.      Deben facilitarnos la tarea y entender y agradecer el trabajo del WP, que les beneficiará enormemente. No sólo somos sus comerciales (en muchas ocasiones sin que les suponga un coste) sino que hacemos que las bodas salgan mejor en cuanto a tiempos, organización, puesta en escena, etc. ¿A quién beneficia eso? A todos. Me imagino que los camareros agradecerán irse a casa más pronto porque la boda ha cumplido los tiempos; me imagino que el fotógrafo agradecerá que nos encarguemos de organizar los grupos de posados (previamente pactados); me imagino que los músicos agradecerán que tengamos en cuenta factores como el clima, el espacio y su comodidad a la hora de ubicarlos; me imagino que los transportistas agradecerán que les enviemos un plano de cómo llegar al lugar; me imagino que el oficiante agradecerá que la ceremonia no sufra retrasos… Y así podría seguir y llenar hojas y hojas.

 

5.      Necesitamos proveedores que intenten entregar lo máximo de sí para que la boda de quien le contrata salga según sus deseos, independientemente de que resulte más fácil o difícil llevarla a cabo. Proveedores a los que les gusten los retos y entiendan que la boda de Clara y Guillermo a través de su Wedding  PlannerMaría, es única e irrepetible.

 

6.      Proveedores que entiendan que la mejor manera de trabajar, es haciéndoloen equipo CON  nosotros, los WP, y NO CONTRA nosotros, persiguiendo un único y común fin: que la boda de los novios salga perfecta.

 

En mis 7 años de experiencia organizando bodas me he encontrado con todo tipo de proveedores, muchos más buenos que malos, con los que he trabajado en armonía y a gusto en beneficio de los novios.  Sin embargo, ninguno de los proveedores con los que he trabajado ha cumplido nunca con todos los requisitos que he mencionado anteriormente.  Y  eso me entristece, de verdad.

Sobra decir que nosotros también les debemos el mismo respeto que les pedimos. Trabajar en equipo y en armonía, persiguiendo un fin común es el mejor modo de hacer las cosas.

¡Buena semana a todos y muchos besos desde Gijón!

Martes, 17 Diciembre 2013 17:10

CONTRATA UN WEDDING PLANNER

¡Hola!

Trato de entender por qué aún hoy son muchísimas las parejas que no contratan los servicios de un Wedding Planner y, sinceramente, no lo comprendo. Quizás no sepamos explicar con claridad cuál es nuestro trabajo y cómo conseguimos bodas perfectamente ejecutadas y personalizadas.

Soy consciente que la mayoría de las parejas que no contratan los servicios de un Wedding Planner no lo hacen por motivos económicos. Y es que nuestra profesión tiene colgada el sanbenito de ser un servicio caro, al alcance únicamente de los "ricos". Pues bien, ya es hora de desmontar la falsedad.

En el mundo de las bodas existen muchos gastos que se han institucionalizado hasta tal punto que nadie se plantea si son o no necesarios o un mero "lujo". Así, contratar a una empresa de papelería para confeccionar las invitaciones,  a una floristería para confeccionar el ramo de la novia, a un fotógrafo que inmortalice ese día tan importante, o a un DJ que amenice la fiesta...Todos son gastos que los novios asumen con naturalidad, a pesar de que no son imprescindibles (seamos sinceros, los únicos sujetos indispensables son los novios y dos testigos, para que tenga validez legal). Si preguntásemos a las parejas por qué aceptan destinar una parte importante de su presupuesto a los anteriores profesionales, la mayoría responderán que, aunque desde un punto de vista legal no son imprescindibles, sí lo son para que ese día sea realmente un día especial. Y tienen razón. Pero se están olvidando de algo fundamental: la contratación de todos los servicios no implica necesariamente que la boda vaya a salir tan especial ni tan bien como se esperaba.

Os planteo las siguientes preguntas: ¿Quién no ha recibido alguna vez una invitación confeccionada con el mejor papel, y después se ha perdido varias veces hasta dar con la iglesia porque no se incluyó un mapa o éste no estaba claro?, ¿Quién no ha tenido que beberse un champán exquisito bajo la lluvia o agolpados en un porche junto a otros cien invitados porque no estaba previsto un plan b en un día lluvioso?, ¿Quién, alguna vez, no se ha sentado en una mesa fastuosamente decorada y después, entre plato y plato, ha tenido tiempo de hacer la digestión? ¿Quién no se ha quedado con las ganas de bailar más cuando el DJ anuncia que es la última canción, porque a la hora que estaba previsto el inicio del baile todavía no habían servido el café?

Así que si tuviera que resumir el cometido de un WP, sería el de garantizar que todo el dinero que se han gastado los novios para que su día sea especial, sirva precisamente para eso. Y si comparamos la partida presupuestaria que se destina a un WP con la destinada a todo lo anterior, eso nos convierte en la mejor inversión de la boda. 

Los Wedding Planners somos profesionales del mundo de las bodas. La boda es un evento mucho más complejo de lo que a priori se pueda pensar, teniendo en cuenta que es un día importantísimo e irrepetible,en el que participan muchas personas, desde profesionales -  a los que hay que elegir con cuidado y coordinar- a invitados - a los que hay que cuidar con esmero-. Contamos con profundos conocimientos sobre decoración, restauración, viajes, vinos, etiqueta y un largo etcétera.. y sobre todo, somos perfectos Jefes de Protocolo. Esta amplitud de conocimientos garantiza que consigamos crear bodas únicas y muy personalizadas, bodas que nadie olvida por la perfecta organización y puesta en escena. Además los novios participan en el proceso de organización de la boda (no en vano son ellos los que toman las últimas decisiones) sin que eso les suponga un estrés, disfrutando de todo el proceso, incluso de los días previos a la celebración.

Por último me gustaría aprovechar este post para enviarles un fuerte abrazo a tod@s l@s WP que se están iniciando en este negocio. Os animo a que continuéis con pasión, perseverancia y buen hacer. Llegará un día en el que serán muchas las parejas que no prescindan de nuestros servicios.

Bss!

Rocío.

 

Miércoles, 04 Diciembre 2013 15:10

SHOWCOOKING

 

¡Hola!

 

Hace tiempo contacté con una empresa gallega que está especializada en organizar banquetes con cocina en directo (show cooking). Me gustan mucho sus propuestas, ¡sobre todo la del pulpo!, ¡qué delicia!

 

Me cuentan:

 

- Sushi: Montamos nuestras estaciones o barras de sushi en el evento, elaborando todo el proceso delante del comensal por nuestro sushiman internacional.

- Pulpo a feira: el pulpo se cuece de la manera tradicional gallega en grandes ollas, para posteriormente trocearlo y presentarlo con el mejor aceite de oliva extra virgen, pimentón y sal. Adicionalmente se suele presentar con cachelos (patatas gallegas cocidas y troceadas con piel). Se sirve en platos de madera.

- Barbacoa: nuestro chef especialista prepara las mejores carnes en grandes parrillas: ternera gallega, buey gallego, cerdo ibérico, etc. y cualquier tipo de carnes exóticas a exigencia de nuestros clientes.  Incluso tenemos trabajado con mariscos a la brasa.

- Sea Food Mar: barra dónde se presentan todo tipo de mariscos y pescado gallego.

- Ceviches y tiraditos: refrescantes ceviches peruanos y tiraditos con los mejores ingredientes, presentados en copa de cocktail, en conchas de vieira o similares. Se puede combinar con la barra de Sea Food Bar para mayor atractivo.

Y me han llamado mucho la atención estos dos puntos:

 

1.  Adicionalmente, y si el cliente nos lo solicita, montamos las barras necesarias para elaborar TODO el menú de boda a la vista del comensal, con todo el personal trabajando en barras circulares elaborando y despachando platos perfectamente sincronizados.

 

2.  Organizamos todo tipo de talleres gastronómicos: sushi, ceviches, africano, clases maestras por Estrellas Michelín, etc.

 

¡Qué buena idea!

Le podéis pedir más información a Javier Suena / 626.88.79.88 / www.showcooking.es

¡Qué tengáis un buen fin de semana largo!

 

Bss,

Rocío.

 
Miércoles, 30 Octubre 2013 17:02

POSTRES NAVIDEÑOS

 

¡Hola!

 

En dos meses comienza la Navidad y seguro que alguna de vosotras os casáis u organizáis boda en esa fecha tan especial.

¡Nada me gustaría más que  decorar una boda navideña!

 

Aquí os dejo algún postre ideal para ofrecer en Navidad.

http://the-listbuilding-academy.info/

        http://the-listbuilding-academy.info/

     stuff.icanhascheezburger.com

       http://ouritaliankitchen.blogspot.com.es/2010/12/colorful-swirl-cookies.html            

        http://www.bettycrocker.com/recipes/make-ahead-snowman-cheese-ball                  http://couturecupcakes.com/portfolio/holiday-cupcakes/

        http://lisastorms.typepad.com/lisa-storms/2010/12/index.html

       

         http://itswrittenonthewalls.blogspot.com.es/2011/10/166-neighbor-christmas-gift-ideas-its.html

        http://indulgy.com/post/lZIAHqlOF1/cupcake

        http://www.merledress.com/blog/tag/christmas-themed-wedding-cake

         www.weddingwindow.com

 

¿No se trata de sorprender a vuestros invitados?

 

Bss,

Rocío.

 

 

 

 

Martes, 10 Septiembre 2013 16:16

CUANDO LOS PROVEEDORES NO TIENEN EXPERIENCIA

 

¡Hola!

¿Alguna vez habéis estado a punto de contratar un proveedor y sin embargo no lo habéis hecho por miedo a su falta de experiencia?

Yo he dudado alguna vez (sobre todo porque no organizo mi boda si no la de otros)

Sin embargo, los proveedores sin experiencia:

1. Están muy abiertos a nuevas ideas.

2. Tienen muchas ganas de trabajar y trabajan muy duro.

3. Suelen tener precios más bajos (yo no cobro lo mismo ahora que cuando empecé hace casi 7 años)

4. Son muy complacientes y suelen ser más flexibles.

5. No tienen vicios adquiridos.

Eso sí, asegúrate que son profesionales y que lo pueden acreditar, que entienden perfectamente tu idea y se amoldan a ella sin ninguna imposición, que hay buena conexión entre ambas partes, que te gusta lo que te cuentan, que te dejan hablar, que son serios y responsables y que saben de lo que hablan (aunque no tengan experiencia previa)

En qué proveedor no confío:

1. En el que me falla desde el principio. Por ejemplo, si convoco una primera reunión y me hace esperar o cancela, si parece tener prisa, etc.

2. En el que tiene una actitud negativa. Me dice a todo que no.

3. En el que no es amable conmigo, el que no me cae bien, por muy bien que se venda.

4. En el que desprestigia al resto de colegas de profesión.

5. En el que no es educado.

6. En el que no tiene iniciativa y ganas de complacerme.

7. En el que no es perfeccionista.

8. En el “sobrado”. Para él todo es fácil.

9. En el que miente sobre su trabajo y experiencia.

10. En el que no me escucha.

11. En el que no tiene recursos.

Cuando contrato proveedores sin experiencia, confío en ellos pero pongo especial atención en temas que no pueden fallar. Estoy muy encima de ellos concretándolo todo mil veces. No me la juego. Mi responsabilidad es muy grande.

Además, y sigo con mi caso, aviso a los novios de la falta de experiencia del proveedor pero en cambio argumento por qué me gusta igualmente y qué les puede aportar.

¡Todos hemos tenido una primera vez!

Bss.

Rocío.

Martes, 10 Septiembre 2013 16:16

CUANDO LOS PROVEEDORES NO TIENEN EXPERIENCIA

 

¡Hola!

¿Alguna vez habéis estado a punto de contratar un proveedor y sin embargo no lo habéis hecho por miedo a su falta de experiencia?

Yo he dudado alguna vez (sobre todo porque no organizo mi boda si no la de otros)

Sin embargo, los proveedores sin experiencia:

1. Están muy abiertos a nuevas ideas.

2. Tienen muchas ganas de trabajar y trabajan muy duro.

3. Suelen tener precios más bajos (yo no cobro lo mismo ahora que cuando empecé hace casi 7 años)

4. Son muy complacientes y suelen ser más flexibles.

5. No tienen vicios adquiridos.

Eso sí, asegúrate que son profesionales y que lo pueden acreditar, que entienden perfectamente tu idea y se amoldan a ella sin ninguna imposición, que hay buena conexión entre ambas partes, que te gusta lo que te cuentan, que te dejan hablar, que son serios y responsables y que saben de lo que hablan (aunque no tengan experiencia previa)

En qué proveedor no confío:

1. En el que me falla desde el principio. Por ejemplo, si convoco una primera reunión y me hace esperar o cancela, si parece tener prisa, etc.

2. En el que tiene una actitud negativa. Me dice a todo que no.

3. En el que no es amable conmigo, el que no me cae bien, por muy bien que se venda.

4. En el que desprestigia al resto de colegas de profesión.

5. En el que no es educado.

6. En el que no tiene iniciativa y ganas de complacerme.

7. En el que no es perfeccionista.

8. En el “sobrado”. Para él todo es fácil.

9. En el que miente sobre su trabajo y experiencia.

10. En el que no me escucha.

11. En el que no tiene recursos.

Cuando contrato proveedores sin experiencia, confío en ellos pero pongo especial atención en temas que no pueden fallar. Estoy muy encima de ellos concretándolo todo mil veces. No me la juego. Mi responsabilidad es muy grande.

Además, y sigo con mi caso, aviso a los novios de la falta de experiencia del proveedor pero en cambio argumento por qué me gusta igualmente y qué les puede aportar.

¡Todos hemos tenido una primera vez!

Bss.

Rocío.

Martes, 20 Agosto 2013 11:11

EL INVITADO PERFECTO

 

Para ser el invitado perfecto hay que:

-       Confirmar asistencia lo antes posible (con el número de personas).

-       No transmitir objeciones en cuanto a la fecha o lugar de celebración, en plan: me viene mal esa fecha, estoy de vacaciones y pensaba irme a Canarias, no creo que pueda ir…  Entristece mucho a los novios.

-       No rehusar la invitación con falsas excusas.

-       Si los novios optan por la lista de bodas, atenerse a sus deseos. Cuántos de nosotros nos hemos encontrado con 10 marcos de plata o 4 vajillas.

-       No esperar que en la boda sea todo de nuestro gusto, porque lo que es perfecto para los novios no tiene por qué serlo para nosotros.

-       Ser puntual. Esto es llegar 15 minutos antes de que comience la ceremonia.

-       Entrar en el lugar de ceremonia antes de que lo haga el novio. Le hará ilusión encontrarse con sus invitados dentro y no hacer el “paseíllo” sólo…

-       Ponerse de pie cuando entre la novia (no cuando entre el novio)

-       Cuando finalice la ceremonia, excepto las personas que vayan a firmar, salir del lugar y esperar a los novios fuera. Las fotos y los saludos se harán más tarde – no en el altar.

-       Cuando salgan los novios acercarse a ellos y no dejarles solos enfrentados a los invitados en plan corro. ¿Me explico?  En una ocasión una persona de mi equipo tuvo que gritar el ¡VIVA LOS NOVIOS!, por lo parada que estaba la gente…

-       En ese momento de besos y abrazos, no entretener mucho a los novios. Un: “¡Pero qué guapa, mi amor. Felicidades!” es suficiente (por ejemplo)

-       No dejar nunca solos a los novios. En alguna boda que he coordinado me tuve que acercar a uno de ellos porque estaban completamente solos.

-       Hacer caso a la gente de organización cuando dicen que hay que entrar, salir, subirse al autobús, etc.  ¡Hay que cumplir un horario!

-       En el momento de los posados novios/invitados, colaborar y no ir por libre. ¡Puede resultar eterno!

-       Durante el cóctel chequear la colocación en la mesa para no crear grandes colas a la entrada del salón.

-       Tener cuidado al levantarse de la mesa por si hubiera un camarero detrás. Algunas veces hacen malabares con los platos.

-       Si se da un discurso, ¡que sea breve! Y que no se centre solamente en la figura de uno de los contrayentes obviando al otro. ¡Qué mal!

-       Tener siempre una actitud positiva, ganas de pasarlo bien y comprensión ante cualquier imprevisto o pequeño fallo que pueda surgir.

-       No dar dinero a los novios el día de la boda, aunque obviamente, hay que respetar las tradiciones.

-       A la hora de escoger el vestuario de la boda, tener en cuenta los deseos de los novios, el protocolo o el lugar de celebración de la boda. Ojo, para las mujeres, nunca color blanco.

-       No levantarse de la mesa cada dos por tres a fumar. Por respeto al resto de la gente que no se levanta.

-       Si los novios pasan por las mesas a saludar o entregar algún regalo, no entretenerlos mucho. ¡tienen que saludar a mucha gente!

-       Si se llevan niños a la boda y los novios no han contratado servicio de guardería (claro error), tener en cuenta que quizás haya muchos otros padres que hayan decidido dejar a los niños en casa por no “aguantarlos”.

-       Ayudar a crear buen ambiente en la boda relacionándose no sólo con los conocidos. También con el resto de invitados. Los novios lo agradecerán.

-       Facilitar información a los novios, con antelación, sobre cualquier tipo de alergias referentes a la comida.

-       No cancelar la asistencia a la boda con muy poco tiempo de antelación a no ser que sea por causa de fuerza mayor.

-       Dar la enhorabuena sincera a los novios por la organización de la boda y por supuesto no abandonar el lugar sin despedirme de ellos.

-       No montar números ni beber en exceso. Puede crear situaciones muy incómodas.

-       Tener un comportamiento que no nos haga avergonzarnos al día siguiente. No es nuestra fiesta.

-       Evitar hablar de temas conflictivos en la mesa, que nos puedan llevar a tener enfrentamientos verbales fuertes.

-       Ponernos en el lugar de los novios e intentar ponerlo todo de nuestra parte para ayudar a que todo salga perfecto.

-       No acaparar el micrófono del baile ni pedir demasiadas canciones al dj.

-       Ser respetuoso con todos los invitados.  Podemos formar  parte de un grupo muy heterogéneo.

-       Para los chicos: no os quitéis la chaqueta durante el almuerzo o cena. ¡Aunque haga calor!

-       Tener cuidado con el material de la boda: vajillas, centros de flores, sillones, decoración, manteles, etc.  Cualquier desperfecto será responsabilidad de los novios y por tanto serán penalizados.

-       Si los novios ponen neceseres en los baños para uso y disfrute de sus invitados, usar lo que se necesite y volver a dejarlo como estaba.

-       Tener muy presente en todo momento quienes son los protagonistas del día y no hacer la fiesta al margen de ellos.

-       Cumplir los horarios estimados.

-       Restringir el uso de teléfonos móviles. Cuidado en la ceremonia, ¡por favor!

-       Cuidado con subir fotos de la boda a las redes sociales sin pedir permiso a novios e invitados.

-       Si los invitados preparan sorpresas a los novios, consultad al WP o maître el mejor momento para llevarlas a cabo.

-       Respetar el lugar de celebración de la boda. No es nuestra casa.

 

No se me ocurre ninguna otra regla de oro para ser el invitado perfecto.

¿A vosotr@s?

 

Bss!

Rocío.

Miércoles, 14 Agosto 2013 14:33

PETICIONES

 

¡HOLA!

Para embellecer la ceremonia religiosa me parece una buena idea personalizar las peticiones (se leen después del rito del matrimonio). Creo que se tienen que leer con sentimiento, mirando a los ojos de los novios e invitados. Leídos por parte de un familiar allegado o amigo hará que sea aún más emotivo.  Ojo, tienen que ser 6.

Ejemplo de unas peticiones creadas por la hermana de una novia:

-       Por     y     que hoy comienzan juntos una nueva etapa, para que sepan mantener el amor por encima de las dificultades de cada día.

Roguemos al Señor

-       Para que sepan ayudarse el uno al otro, potenciando lo mejor de sí mismos. Que su amor sea comprensivo, paciente, no lleve cuentas del     mal y goce de la verdad.

Roguemos al Señor

-       Por     y      para que su proyecto de vida en común crezca desde lo cotidiano al interior de la pareja y siempre abiertos a todos nosotros que les queremos y queremos acompañar su camino.

Roguemos al Señor

-       Por todos los familiares, amigos y compañeros de      y       que hemos sido testigos de este matrimonio para que participemos de su felicidad y los veamos crecer como familia.

Roguemos al Señor

-       Por nuestros familiares que ya han sido llamados a la casa del Padre, y que han sido tan importantes en nuestras vidas, para que nos acompañen desde el cielo e intercedan por nosotros.

Roguemos al Señor.

Si preferís leer las que indican en la Iglesia, son éstas:

-       Por    y    , para que apoyados por la fuerza divina, hagan de su casa un hogar acogedor, sereno y alegre.

Roguemos al Señor.

-       Para que no se sientan en soledad los que hoy se comprometen a vivir en compañía.

Roguemos al Señor.

-       Para que a lo largo de su vida no les falte la alegría, la felicidad y el apoyo de sus padres, hijos y hermanos.

Roguemos al Señor.

-       Para que traten de comprenderse en los momentos de mutua dificultad y sepan perdonar y perdonarse.

Roguemos al Señor.

-       Para que compartan la felicidad de este día con amigos y familiares y ello sirva para aumentar y compartir su compromiso de amor.

Roguemos al Señor.

-       Por todos los familiares y amigos ausentes que gozan, con Cristo, de la vida eterna; para que permanezcan por siempre en nuestro recuerdo e iluminen nuestra vida en la Tierra.

Roguemos al Señor.

¿Os animáis a escribirlas vosotros mismos?

¡Buena semana!

Rocío.

Jueves, 08 Agosto 2013 14:55

DISTRIBUCIÓN DE INVITADOS

 

¡Hola!

Una de las tareas más complicadas para los novios es la distribución de sus invitados en las mesas.  Y sí, ahí no se puede fallar.  Hay que dedicarle tiempo y pensar en cada uno de los invitados.

Creo que se tiene que conseguir que cada mesa sea divertida, amena, que tenga conversación.

Por más que me empeño, no dejo de ver mesas en las que los invitados no se dirigen la palabra. Sentarse con gente con la que no tienes nada que ver durante dos horas puede resultar tremendamente desagradable y aburrido.

Me gusta arriesgar y mezclar gente, siempre teniendo en cuenta sus gustos, profesiones, hobbies, etc.

Otra cosa que me encanta, sobre todo cuando sientas en la misma mesa a gente que no se conoce, es organizar juegos.  Sirven para romper el hielo y pueden resultar muy divertidos.  ¿Se os ocurre alguno? A mí muchos…

Pueden tener el objetivo de que los invitados se conozcan entre ellos o para ver qué mesa conoce mejor a los novios. ¡Con premio incluido para la ganadora!

Es también muy importante poner atención a la mesa presidencial, sobre todo en los casos en los que faltan padres, hay divorcios, nuevos matrimonios de padres, etc.  Yo creo que lo más importante es que los novios se sientan a gusto, independientemente de con quién se sienten. Habrá que consensuar de qué modo hacerlo.

Y para los novios que dudan en si escoger un sitio de celebración del banquete porque tenga salones separados, les digo que siempre y cuando las mesas estén bien hechas, los invitados no tienen la necesidad de estar viendo a los novios continuamente. Y si los novios sí quieren ver a sus invitados, que se den un paseo por las mesas de vez en cuando (pocas veces, please). Eso sí, cuidado con no molestar a los camareros y recomiendo que el servicio no pare. ¡El banquete sería interminable!

Para los que numeréis las mesas recomiendo colocar las pares a un lado y las impares al otro lado. De esa manera la entrada de los invitados al salón será mucho más rápida.

Bss!

Rocío.

Martes, 06 Agosto 2013 14:08

LA SEMANA ANTES DE LA BODA

 

Recomiendo a todos los novios y novias tomarse con relax la semana antes de la boda. Para mí es en ese momento cuando realmente comienza la boda así que considero importante que los novios disfruten de cada día de esa semana al máximo. Por el contrario, si están demasiado estresados con los preparativos o posibles inconvenientes de última hora, los nervios pueden llevarles a más de una discusión e incluso llegar al extremo de que duden que haya sido una buena idea lo de la boda. ¡Algunos novios lo recuerdan más adelante con risas!

Si es posible sería fantástico no trabajar los últimos días, ¡o por lo menos no apurar hasta el final!

Disfrutar de los invitados que vengan de fuera organizándoles una cena, últimas compras con familia y amig@s, cena romántica de solteros, ensayo de la ceremonia (¡es muy divertido!), tratamientos de belleza…

¿Cómo se consigue esto? Contratando los servicios de un WP que durante esa última semana se ocupará de coordinar a todos los proveedores para que el día de la boda todos y cada uno de ellos sepan qué hacer.

Si no existiese la figura del WP, recaería en los propios novios y familiares más allegados las últimas tareas de recordatorios y organización: a la empresa de transporte mandarle planos de cómo llegar y asegurarse de los horarios correctos para que los invitados lleguen a la hora estimada al lugar de ceremonia (puntos de recogida, personas a recoger, etc), ir a recoger y llevar los detalles de invitados al lugar de recepción, coordinar los servicios de peluquerías y maquillajes para las invitadas que vienen de fuera, gestionar o ayudar con el alojamiento de los invitados, mandar listado de canciones a la empresa de música, pedir permiso al párroco para el repertorio musical, horarios de montajes y desmontajes de proveedores, etc, etc, etc.

Eso sí, hay alguna tarea que sin duda tienen que hacer los novios: la organización de las mesas.  ¡Qué importante es no fallar! Hay que dedicarle tiempo y pensar en cada uno de los invitados.  Sentarse durante más de dos horas con alguien con el que no te llevas bien o con quien no tienes nada que hablar puede suponer un fracaso total.

He visto en alguna boda que he organizado mesas en las que los invitados no se dirigían la palabra. No porque no se llevaran bien, si no porque no tenían nada que ver y después de 2 horas sentados no había nada de lo que hablar. Otro fallo es poner mesas de 6 personas cuando el resto son de 8 para arriba

Uy, qué me estoy desviando del tema….

Pues eso, lo que quiero es que los novios lleguen a su boda relajados y contentos y no estresados por todo lo que les supuso la organización. El día de la boda pasa demasiado deprisa como para no disfrutar también la semana antes.

¡Buena boda!

Bss.

Rocío.

Página 1 de 3

Información adicional